Biografia

El artista no tiene elección, no tiene retorno;
no crea porque quiere, sino que porque lo necesita.
El artista siempre será artista ya que no tiene otra alternativa.

¿Qué clase de artista es aquel que puede ir de un monumental grupo escultórico a un minucioso trabajo de orfebre?
¿Qué clase de artista es aquel que tiene cien veces más obras vendidas que exposiciones realizadas?
¿Qué clase de artista es aquel que puede pintar la crudeza y la realidad del filo de una espada y transmitir la fuerza y el espíritu de la mano que la empuña?
¿Qué clase de artista es aquel que puede insidiosamente distorsionar la realidad para dejar así expuesta la verdad de su arte?

Seria anecdótico decir, a esta altura, que un cuarto de siglo antes que termine el milenio se encontraba manejando lápices y acuarelas con inusitada habilidad cuando contaba con apenas 4 años; que los estudios realizados en la escuela de arte Rogelio Yrurtia lo depositaron en el profesorado superior de la antigua facultad de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón, de la que egresó dominando tanto la pintura como la escultura. Y desde entonces, en sus talleres, ha servido de mentor a más de 460 alumnos a lo largo  de casi 25 años.

No debe existir un solo día en el que no se dedique a una pintura, un dibujo o una escultura; trabajando de manera inagotable en lo que para él es una misión sagrada, y cuyo gran problema es, como él mismo reconoce: "parar"… la imaginación eterna de su genio.

VENTA DIRECTA Y REALIZACIONES POR ENCARGO